Nuestra evolución

La actividad de la empresa, en sus orígenes, fue la promoción-construcción de viviendas destinadas a la venta. Poco a poco se fue constituyendo una cartera de inmuebles de las propias promociones que quedaban en arrendamiento, gestionadas íntegramente dentro de la propia organización. 

La capitalización de los beneficios durante años facilitó, ya en los años 70 y 80 el cambio de filosofía empresarial, centrándose progresivamente en la promoción de edificios de viviendas, oficinas, locales, hoteles y residencias geriátricas cuyo fin es el arrendamiento para su patrimonialización.


 Paralelamente se va renovando el parque inmobiliario, con la venta de las unidades menos estratégicas o que han entrado en obsolescencia o bien, renovando los inmuebles sometiéndolos a una reforma integral. 

Así se ha desarrollado una práctica y una experiencia en la administración de los inmuebles sin necesidad de externalizar ningún servicio de forma permanente, dado que la empresa mantiene su propio departamento técnico y su departamento de administración que permite la gestión integral de su patrimonio. 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Más información